22.2 C
Ciudad de Mexico, Mexico
Domingo, Septiembre 24, 2017

Trabajan por la naturaleza

 

La propuesta de Cultiva Ciudad es con un profundo sentido social y educación capaz de generar acciones productivas concretas como es el caso de los huertos urbanos para concientizar acerca de la problemática ambiental.

 

La labor del equipo de Cultiva Ciudad tiene más de 12 años por lo que su vasta experiencia le ha llevado a diseñar diversas estrategias que han implementado con empresas, grupos sociales y escuelas de la Ciudad de México.

 

Entre sus proyectos se encuentra Huerto Tlatelolco, un espacio que inició sus labores en 2012 en alianza con la delegación Cuauhtémoc. El terreno se ubica sobre la huella del edificio Oaxaca, que fue parte de la 3era sección de la Unidad Habitacional de Tlatelolco hasta 1990 cuando fue demolida, dejando un área libre de 1, 650 metros cuadrados.

 

El objetivo es que la gente de Tlatelolco pueda acudir a las capacitaciones de agricultura urbana para posteriormente sembrar sus propios alimentos, compartan sus verduras a manera de trueque, como lo hacían los Mexicas en el mercado Tlatelolco, al intercambiar su ganado por semillas, por ejemplo.

 

Otro de los proyectos que pronto estarán, tanto en Tlatelolco como en otras zonas como algunos camellones de Santa Fe, serán los bosques comestibles donde se sembrarán plantas alrededor del árbol, cada una de éstas se nutrirán y al mismo tiempo le darán nutrientes al árbol para que florezca. Un proceso colaborativo ambiental, ya que finalmente, se obtendrán flores comestibles.

 

Los huertos urbanos son una estrategia creativa para el uso del espacio público que tiene como plus la creación de lazos comunitarios. El diseño e instalación de los huertos se hizo en una gran diversidad de espacios que están basados en la permacultura, sistema sostenible que integra armónicamente la vivienda y el paisaje mediante el ahorro de materiales y la disminución en la población de desechos a la vez que conservan los recursos naturales.

 

Otro de sus proyectos es la Lombribanca, una banca hecha con madera colocada en algunas de las calles de la Ciudad de México formando así parte del mobiliario urbano. Tiene una característica muy particular, debido a que la parte interior es un cajón con lombrices rojas de California, las cuales se alimentan con desechos orgánicos de los restaurantes participantes  para convertirlos en humus (abono que sirve para enriquecer la fertilidad del suelo), mismo que se utiliza para abonar un huerto urbano y reforestar.

 

Los proyectos dependen de patrocinios y donativos, ya que las actividades que se realizan no tienen costo para la comunidad. En cada uno de ellos, Cultiva Ciudad se preocupa por involucrar a la comunidad local a través de actividades relacionadas con la agricultura urbana, a través de talleres, visitas escolares, programas de voluntariado, con restaurantes y eventos comunitarios.

 

Gabriela Vargas asegura que todos podemos tener un huerto, incluso aquellos que viven en departamentos y áreas más reducidas debido a que pueden ubicarlo en el patio de servicio, la azotea o balcones, para ello se debe tener un sitio de fácil acceso que cuente con sol directo al menos 5 horas, una fuente de agua cercana y una pequeña inversión en insumos que incluye: abono orgánicos, semillas de hierbas y flores comestibles, contenedores y composteo.

 

TIPS

EVENTOS