Compartir

Existen diversas formas de comer cuando se es vegetariano. Hay quienes comen huevos y productos làcteos, mientras los más estrictos no. Algunos que ingieren las frutas crudas sin pelar, mientras otros evitan cualquier tipo de alimento procesado.

Nadie quiere que se metan con su dieta. Nadie quiere que le digan qué comer ni menos sentirse culpable por cómo se alimenta. Comer es el placer más básico de todos, tal vez por eso para muchos la convicción ecológica tiene punto de tope en la alimentación.

El veganismo es la filosofía y práctica de la vida compasiva. El término vegetariano se refiere únicamente a la dieta, no a cualquier otro producto animal aparte de los alimentos.

Tradicionalmente se establece para los vegetarianos la siguiente clasificación dependiendo de qué productos de origen animal se abstienen para denominarse de una u otra manera:

Vegetariano estricto o vegano: Es la persona que no admite ninguna ingesta de productos derivados de los animales (como el huevo o los lácteos). Evita también el uso de productos de origen animal en los demás ámbitos de su vida, como el cuero, la lana, la lanolina, la seda… El motivo de ello es que todos estos productos implican la explotación de animales.

Lacto Vegetariano: Es vegetariano que no consume carnes o huevos, pero sí consume productos lácteos.

Ovolactovegetariano: Consume huevos y leche. En este tipo de dieta sí se acepta la cocción de los alimentos y el consumo de productos refinados (los más comunes son el azúcar y la harina) además de pastas blancas, frituras y alimentos en conserva o a los que se le han añadido colorantes y/o preservantes.

Ovo Vegetariano: Es aquel que no comen carnes o productos lácteos, pero sí huevos.

Api vegetariano Consume miel. El prefijo api- también puede ser empleado en las demás definiciones, por ejemplo: api-ovo-lacto vegetarianismo, api-ovo vegetarianismo, api-lacto vegetarianismo.

Crudívoro: Sigue una alimentación vegetariana en la que se consumen productos crudos, o ligeramente tibios, que no han sido calentados por encima de 46,7 °C (116 °F), y menos cocidos.

Los consumidores de productos crudos argumentan que el cocinar destruye las enzimas y/o porciones de los nutrientes. Otros activan las enzimas de los alimentos mojándolos en agua antes de consumirlos. Algunos son frutarianos, y otros comen sólo comidas orgánicas.

Vegetariano: Propone alimentarse exclusivamente de vegetales. La lista de alimentos prohibidos está formada por los productos rechazados por el vegetarianismo ortodoxo más los no consumidos por los vegetalistas, como carnes, embutidos, aves, grasa animal, pescado, conservas, congelados, cereales blanqueados o refinados, bebidas industriales azucaradas, azúcar industrial, miel, quesos, huevos, etc.

Macrobiótica: Consumen una dieta equilibrada usando granos, vegetales, semillas y frutas. La sal de mesa es reemplazada por minerales de vegetales marinos y sal marina. Las especias son reemplazadas por derivados fermentados de granos.

Granivoriano: Eliminan de su alimentación la carne y los productos de origen animal. Propone el consumo de alimentos en grano.

Lacto-cereliano: Se refiere a una alimentación basada principalmente en el uso de productos lácteos y de cereales.

Frutarismo ó frugivismo: Este tipo de dieta vegetariana propone el consume de frutos secos y fruta fresca. Sugiere consumir diariamente más de 300 g de frutos secos y un kg de fruta fresca. Algunos frutarianos sólo consumen partes de la planta que hallan caídas de ésta, es decir, comen granos, tomates, pepinos, calabazas, pero no consumen patatas o espinacas.