Compartir

En un ambiente informal, relajado, underground y urbano, el pasado sábado 5 de agosto se inauguró Contrabarra, un bar ubicado en el bajo puente de Masaryk esquina Ferrocarril de Cuernavaca, dentro del Mercado Gourmet de La Morera, en Polanco.

La inauguración fue amenizada por 4 DJ’s de alto nivel: Solano Patiño, Ritmozon de Sonido Gallo Negro, Tomás Carillo de Discos Mono, Sniper de Discos Mono.

Los socios del lugar, Raúl Ortiz Mena y Gerardo Mendoza Gilabert, de 30 años de edad, son dos jóvenes, ambos abogados que hace un par de años decidieron lanzarse a la aventura del emprendimiento, iniciando con un food truck en La Morera, Petit Roquefort, después obtuvieron una franquicia de Tepoznieves y ahora inauguran su empresa más grande, Contrabarra.

De acuerdo con Ortiz Mena el concepto urbano, relajado, al aire libre, pet friendly y debajo del puente, destacando los productos mexicanos que tiene Contrabarra está pensado para todo tipo de ocasión: la hora de la comida, el after work, para el precopeo, etc.

“La ventaja que tiene Contrabarra es que el entorno es muy agradable y no molestas absolutamente a nadie porque el lugar no tiene vecinos. Hemos hecho fiestas privadas y tiene un súper atractivo porque la gente se la pasa excelente ya que tiene una desconexión total sin que nadie te diga ¡bájale a la música o deja de hacer ruido!”, comentó Ortiz Mena.

“Aunque el concepto no es nuevo, lo más importante es la recuperación y aprovechamiento de un espacio público para convertirlo en un lugar de relax y esparcimiento que sea la mejor opción para los capitalinos”, agregó Gerardo Mendoza.

La afluencia del lugar entre semana son los ejecutivos de la zona y el fin de semana tiene mucho potencial para ser un centro de reunión de los precopeantes que tengan planes para salir en Polanco, porque es un punto intermedio para quienes vienen del poniente (Bosques, Interlomas, Santa Fe, Lomas, etc.) o cuando vienen del sur o norte al centro, todo esto por su privilegiada ubicación.

Para conocer Contrabarra, que cuenta con un espacio para 120 personas sentadas, pero caben hasta 300 personas o más, sólo tienes que ir a La Morera, ubicado en el bajo puente de  Masaryk y Ferrocarril de Cuernavaca.

El aprovechamiento de los bajo puentes ha llegado para quedarse como una medida alternativa de recreación y hoy Polanco cuenta con uno al que vale la pena llegar: CONTRABARRA.