Compartir

A través del tiempo y la historia, la gastronomía de Mexicali se ha posicionado como una de las culinarias más diversas y con una mezcla de sabores que fusionan la cocina internacional con la tradición de la cocina californiana. Desde las combinaciones de mariscos, cortes de carne, comida china y postres, son parte de la identidad que ha adquirido la capital de Baja California en los últimos años.

Su cercanía con los Estados Unidos y la nutrida llegada de inmigrantes a “la ciudad que capturó el sol” ha beneficiado el incremento de propuestas gastronómicas como es el caso de la chef Bianca Castro-Cerio, una de las principales reposteras que ha destacado en el estado por la fusión de lo salado con lo dulce.

Con antepasados italianos quienes emigraron a México luego de la Primera Guerra Mundial, Castro-Cerio ha sabido preservar, resguardar y reinventar las recetas de su abuela. Actualmente cuenta con más de 17 años en la repostería fina y creativa y fue justo en el año 2000 cuando junto a su abuela fundó Biscottis Respostería Fina en Mexicali, sitio que ha sido reconocido por los chefs más importantes del estado como Javier Plascencia, Miguel Ángel Guerrero o Benito Molina.

La repostería de Castro-Cerio es arriesgada y siempre busca el cierre perfecto en una cena de alta gastronomía. Es por ello que, en las cenas donde es contratada, cada postre es distinto ya que depende del menú en cuestión y el número de tiempos. Algunas de sus propuestas más celebradas son los pasteles de fondant, cheesecake de manzana y crumble en caja china, buñuelo con pérsimo, espuma de yogurt y erizo, tarta de limón con crema de limoncello y algas en dos texturas de jarabe, puré de piña y mango, gelatina de mezcal con mango y nopales, entre muchos otros.

Desde los cuatro años Castro-Cerio quiso ser diseñadora de modas y también inició sus estudios en Administración de Empresas, pero su gusto por la cocina la llevó a tomar otro rumbo estudiando gastronomía en la California Culinary Institute of América, en Freystone, una importante escuela gastronómica en Napa Valley, California; no conforme con una sola apreciación del tema y con la intención de sorprender al comensal con cada platillo, continuó sus estudios en el Culinary Art School de Tijuana, para después especializar su técnica de repostería a través de diplomados con el reconocido pastelero Antonio Bachour, en Maricú y más tarde hacer algunas prácticas en Bachour Bistro en Miami.

El diseño en los juegos de color, equilibrio de sabor y pulida estética, hacen de Bianca una repostera que elabora postres la medida de la cena y el comensal. Narra experiencias gastronómicas, seduce las papilas gustativas y enamora los sentidos.

El trabajo de esta talentosa chef no se queda ahí. Ha participado como conferencista y chef de eventos como Ensenada Gastronómica, PacificCook, Mitotl 2017, Valle Wine & Food Festival, Gastromicón, Baja Bash, Pacífica, Vendimias de Vinisterra y eventos de recaudación donde se ha dedicado a promover la gastronomía de Baja California a comensales nacionales e internacionales junto a reconocidos chefs como Roberto Alcocer, Rob Borden y Javier Plascencia, entre otros.

Sin lugar a dudas la gastronomía de Baja California ha sido uno de los principales atractivos para los turistas que visitan la península. Desde los restaurantes que ofrecen menús con base en las hortalizas y frutas de la temporada, pasando por los especialistas en mariscos y productos del mar y la tierra mediterránea, hasta la street food en cada esquina, y finalmente con la dulce Mexicali, la de Bianca Castro-Cerio